LA ESPOSA DE LÓPEZ AGUILAR SE EXTRAÑA DE QUE NO HAYAMOS PUBLICADO LAS COMPARECENCIAS JUDICIALES

 Sección: FUE NOTICIA, SOCIEDAD

Comisaría de Policía de Las Palmas /Policía.es

  • Y el hijastro del político se atribuye una denuncia falsa, con lo que ello pueda conllevar judicialmente

Natalia de la Nuez Aurrecoechea, esposa de Juan Fernando López Aguilar, ha dirigido una carta a nuestro director, en la que se extraña de que no hayamos publicado el atestado policial completo y la retirada de la denuncia. Hoy vamos a darle esa satisfacción, aclarándole que hicimos un resumen de las comparecencias porque en las mismas aparecían datos de domicilios y teléfonos de los comparecientes, incluidos los de su marido, que no consideramos oportuno publicar. Los hemos tachado, en todo caso. Le comunicamos a esta señora que tiene todo nuestro apoyo y nuestra solidaridad, ya que, en todo caso, ella sería la víctima de este suceso, tanto en los supuestos de que la denuncia de su hijo Gorka fuera cierta o, por el contrario, como él mismo afirma, fuese falsa. Aquí está la carta de Natalia de la Nuez, textual:

“Señor director: Quiero contactar con usted y ponerme a su disposición para aclarar el titular de su periódico firmado por el señor Andrés Chaves. Considero muy peligro que su periódico se haga eco de una falsedad tan grave y de un desagradable error. Yo soy Natalia de la Nuez, la esposa de Juan Fernando López Aguilar. La lesión que tengo me la hice en mi domicilio, a las 11 del día 10 (de enero), estando sola en casa en compañía de nuestros mellizos de cinco años. Sufrí un tropiezo por correr hacia los pequeños y me golpeé al caer. Esto provocó una lesión por la que ni tuve que ir al médico y que solo es a la tarde cuando se evidencia. Mi marido pasó el día con los niños, con total normalidad y al regreso ve con asombro la lesión. Era muy aparatosa y, por tanto, provocó en una amiga que me visitaba una alarma, aunque yo no le daba ninguna importancia, pero ella consideró necesario llamar a mi hijo el mayor, que vino de Madrid a pasar las Navidades. Él llegó a casa muy preocupado y se impresionó al verme. Eso hizo que se apresurara a poner la denuncia (denuncia que me pregunto cómo la tienen ustedes en su poder, siendo un documento privado y oficial). Esto sucede pasadas las 22,30 horas del día 10. A primera hora de la mañana del día 11 me presento en comisaría para relatar los hechos y negar rotundamente haber sufrido nunca ningún maltrato por parte de mi marido, Juan Fernando López Aguilar. Si consiguieron la denuncia y hablamos de una noche por medio, me llama la atención que no tengan o no quieran publicar todos los documentos que desmienten, retiran la denuncia y archivan tanto policialmente como judicialmente los hechos relatados en el artículo del señor Andrés Chaves. No puedo pensar otra cosa que en esta publicación haya una malintención desmedida por hacer daño a mi marido al que  nadie, nadie, puede reprocharle ninguna falta en ningún ámbito de la vida social, política, universitaria, profesional, familiar y principalmente humana. Juan Fernando López Aguilar es una excelente persona y un magnífico marido y padre. Pongo a su disposición los documentos que ustedes no han querido manejar, como mi declaración, la retirada de la denuncia y los archivos policiales y judiciales. Espero su respuesta y que esto nos e convierta en un reguero de falsedades. Atentamente, Natalia de la Nuez”.

Y ahora, Gorka

A las 14.55 del día de hoy hemos recibido en nuestra redacción un comunicado de Gorka de la Nuez, desde su e.mail, que dice textualmente lo siguiente:

“Ante las filtraciones de diligencias policiales interpuestas contra mi padre, Juan Fernando López Aguilar, manifiesto que lamento enormemente el profundo daño que he causado a su honor e integridad a raíz de la denuncia que reconozco tajantemente falsa en todos sus términos y en todos sus contenidos. Admito que la presenté de manera precipitada, debido al estado de intenso nerviosismo en el que me encontraba. Mi reacción se debió al impulso de querer proteger a mi madre, a la vista de una lesión que presentaba a causa de un accidente doméstico y cuya verdadera naturaleza no le permití ni siquiera explicar. Me retracté enseguida de mi declaración, retirando la denuncia a las pocas horas, tras confirmarme todas las partes presentes en el domicilio el día del accidente –una amiga de la familia, mis hermanos de cinco años y la propia afectada, mi madre– con total claridad y contundencia la falsedad de los hechos y declaraciones. Juan Fernando López Aguilar ni siquiera se encontraba en el domicilio durante dicha jornada. Reconozco que esta situación se ha producido por mi desafortunada reacción a causa del miedo y la impresión que me produjo ver a mi madre lesionada, de ahí mi rectificación espontánea y la retirada inmediata de mi denuncia. Gorka de la Nuez Aurrecoechea”.

La opinión de El Diario de Tenerife.com

Hasta aquí las cartas de madre e hijo. No se tiene noticia de una intervención de oficio por parte de la Fiscalía de Violencia de Género, que tampoco sabemos si procede o no, al haber sido retirada la denuncia. Puede que con otros protagonistas sí que se hubiese producido, pero esto ya lo dejamos en la conciencia del fiscal-jefe.

Estos vuelven a ser los datos objetivos, ahora los lectores tendrán que sacar sus conclusiones, porque en estos casos cualquier interpretación podría ser calificada de parcial, aunque no lo fuera. Pero, sin duda, quedan muchas preguntas en el aire. Háganselas ustedes.

Por cierto, el silencio en los medios informativos de Gran Canaria y en algunos de Tenerife es brutal; y sospechoso. Una denuncia de este tipo contra un político de la relevancia de López Aguilar, lamentablemente, es noticia. Y si es falsa, más noticia, porque estaríamos hablando de otros presuntos delitos y de otros responsables.

Tampoco sabemos de qué se extrañan si se filtran documentos policiales que se estiman privados. No lo son; se trata de una denuncia –falsa o no–contra un personaje público. Cuando López Aguilar manejaba la policía socialista, incluso siendo ministro, contra personas honorables de Canarias, a las que se persiguió con saña, se filtraban documentos policiales y judiciales a diestro y siniestro.

Nunca se supo quiénes fueron los responsables directos, aunque desde luego sí políticos. Recuérdese determinadas actuaciones policiales en el “Caso Las Teresitas”, los interrogatorios absurdos, las filtraciones del sumario, los “paseos” policiales a funcionarios para obtener información.

Todo esto está en la historia reciente de Canarias. No tiene nada que ver con los hechos que relatamos, pero sí con la extrañeza por la filtración de un documento policial. También los afectados tenían familias, hijos, padres y esposas. Y se les causó indefensión y mucho dolor.

Fuente: http://www.eldiariodetenerife.com/2015/01/14/la-esposa-de-lopez-aguilar-se-extrana-de-que-no-hayamos-publicado-las-comparecencias-policiales/

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s