LA IDEOLOGÍA DE GÉNERO

El término inglés “gender” apareció hace unos años en la literatura dedicada a las relaciones entre hombre y mujer. Traducido al español como género sería más fácilmente comprensible si se tradujese como “sexo”. El discurso sobre el género niega importancia a la diferencia genital entre hombre y mujer y recoge la interpretación de Friedrich Engels al concepto de lucha de clases.

Si tuviéramos que resumir la ideología del género en una sola frase, convendría recoger de nuevo la famosa frase de Simone de Beauvoir: “La mujer no nace: se hace” [1].

Una nueva versión de la lucha de clases

Los textos dedicados al género analizan los papeles y responsabilidades atribuidas al hombre y la mujer en el contexto de nuestra sociedad, como si fueran expectativas de ciertas características, aptitudes y comportamientos probables de cada uno de ellos (la feminidad y la masculinidad). Estos papeles y expectativas serían distintos en el tiempo y según las organizaciones económicas y sociales.

La ideología del género recoge la interpretación de Friedrich Engels al concepto de lucha de clases. En su libro El origen de la familia, Engels relata la historia de la mujer: una historia que depende esencialmente de la de la técnica. La aparición de la propiedad privada convierte al hombre en propietario de la mujer. En la familia patriarcal fundada sobre la propiedad privada, la mujer se ve explotada y oprimida por el hombre. El proletariado y las mujeres se convierten, así, en dos clases oprimidas. La liberación de la mujer pasa, pues, por la destrucción de la familia y la entrada de todas las mujeres en el mundo del trabajo. Una vez “liberada” del yugo marital y de la carga de la maternidad, la mujer podrá ocupar su lugar en una sociedad de producción. Simone de Beauvoir nos da una visión de esto:

“Es fácil imaginar un mundo en que hombres y mujeres sean iguales, pues es exactamente lo que había prometido la revolución soviética: las mujeres, educadas y formadas exactamente como los hombres, trabajarían en las mismas condiciones y con los mismos salarios; la libertad erótica sería admitida por las costumbres, pero el acto sexual ya no sería considerado como un “servicio” que se remunera; la mujer estaría obligada a asegurarse otro modo de ganarse la vida; el matrimonio se fundaría en un libre compromiso al que los esposos podrían poner término cuando quisieran; la maternidad sería libre, es decir, se autorizaría el control de la natalidad y el aborto, que por su parte daría a todas las madres y sus hijos exactamente los mismos derechos, estén ellas casadas o no; las bajas por maternidad serían pagadas por la colectividad, que asumiría la carga de los niños, lo cual no significa que les serían retirados a sus padres, sino que no se les abandonaría”. [2]

Asimismo, inspirándose en el estructuralismo, la ideología del género considera que cada cultura produce sus propias normas de conducta y modela un tipo de mujer distinto. Según las sociedades, ciertas tareas serán tradicionalmente consideradas como “tareas femeninas” y otras como masculinas. Si se quiere “liberar” a la mujer de la imagen de madre en el hogar, educando a sus hijos y ocupándose de su marido, hay que proveerle de los medios necesarios: la anticoncepción y el aborto. Liberada de las responsabilidades del hogar y la familia, la mujer se podrá entregar a su papel de trabajadora, en igualdad con el hombre. Es así como afirman que las diferencias de papel entre hombre y mujer son de origen puramente histórico o cultural: el producto de una cultura en vías de extinción.

La mujer “desmaternizada”

En su libro dedicado al amor materno, Elisabeth Badinter defiende que el instinto materno es un mito. En cuanto al amor materno, en su opinión, no se puede dar por supuesto [3]. En algunas de sus páginas, la maternidad se presenta como el lugar de alienación y esclavitud femenina. Es tiempo, pues, de “desmaternizar” a la mujer, de abolir las diferencias de papel entre hombre y mujer, para llegar a una “cultura unisex”. La diferencia y la complementariedad se sustituyen por la semejanza entre los sexos. Aparece la androginia y se promueve la valoración de una supuesta bisexualidad original de todas las personas.

En esta nueva cultura, los papeles o funciones del hombre y la mujer serían perfectamente intercambiables [4]. A partir de entonces, la familia heterosexual y monógama, consecuencia natural del comportamiento heterosexual del hombre y la mujer, aparece como un caso de práctica sexual junto a muchos otros que se situarían en plano de igualdad con éste: la homosexualidad, el lesbianismo, la bisexualidad, el travestismo, las “familias” recompuestas”, las “familias” monoparentales masculinas o femeninas, y sólo quedarían las uniones pedofílicas o incluso incestuosas.

Como todas las uniones deben ponerse en plano de igualdad, la ley debería dar a todas ellas las mismas prerrogativas jurídicas que se reconocen a la familia tradicional.

La cultura anti-familia del género

La familia tradicional, heterosexual y monógama, se reduce a un modelo entre tantas otras uniones de carácter puramente contractual.

La familia tradicional comprende la institución del matrimonio: compromiso en el tiempo, deberes de fidelidad, convivencia, socorro y asistencia libremente consentidos. Del matrimonio surge naturalmente la filiación. El estado de filiación no se inventa; se instituye socialmente como origen o proveniencia de toda persona, de la que no se puede disponer: ni el sujeto tiene poder para decidir que deja de ser hijo o hija de sus padres, ni éstos son dueños del vínculo que, sin embargo, procede de su acto procreador. La institución familiar tradicional es, pues, el lugar donde las personas se comprometen a construir juntos una nueva comunidad, estable y abierta a la vida. La familia es lugar de solidaridad, interdependencia consentida y fidelidad.

La cultura anti-familia del género llama “familia” y equipara diferentes formas de unión que se fundan en contratos acordados entre individuos. Los vínculos que uno contrae con otro individuo serían entonces rescindibles en cualquier momento, si los términos dejan de convenirle, en el momento en que la supuesta bisexualidad original evolucione en uno u otro sentido. En cuanto a los hijos, si los hay, perderán esa familia -precaria desde su mismo origen- cuando las partes contratantes estimen tener interés en poner fin a ese contrato.

A. M. Libert (Mujer Nueva )

[1].”Le deuxième sexe II. L’expérience vécue”, NRF, Ed. Gallimard 1949, pág.13

[2]. Idem, pág.569

[3]. Simone de Beauvoir ya había escrito: “(…) el amor materno no tiene nada de natural” (idem, pág. 339). Ver “L’amour en plus. Histoire de l’amour maternel (XVIIe-Xxe siècle), Elisabeth Badinter, Ed. Flammarion, Paris, 1980.

[4]. Ver Safe Motherhood Initiatives: Critical issues, editado por Marge Berer y TK Sundari Ravindran, colección Reproductive Health Matters, Blackwell Science Ltd., Oxford 1999.

Fuente: http://www.arbil.org/

LA OTRA CARA DE LA TRANSEXUALIDAD: COBAYAS HUMANAS, ORÍGEN DE LA IDEOLOGÍA DE GÉNERO

La historia de David Reimer es la de un niño que fue obligado a iarse como una niña para demostrar que ser hombre o mujer es tan sólo una cuestión cultural. Al crecer, decidió recuperar su verdadera identidad.

17/08/15

(La Gaceta) La base de la teoría de género tiene un nombre: David Reimer. Su historia muestra el verdadero rostro de la ideología de género y de sus promotores, cuyo objetivo no es la defensa de los «derechos sexuales» como pretenden hacer creer, sino el ataque a las bases de la cultura occidental a través de la ingeniería social. David Reimer fue obligado por sus padres y el doctor John Money, padre de la ideología de género, a criarse como si fuera una niña para poder demostrar que las diferencias entre el hombre y la mujer son tan sólo culturales.

La traumática historia de David Reimer comienza el 22 de agosto de 1965. Ese día nacieron en el hospital St. Boniface de Winnipeg (Canadá) dos gemelos, Bruce y Brian Reimer, a los que tuvieron que realizar una circuncisión por un problema de fimosis. A los siete meses, los pequeños fueron operados y, mientras realizaba la intervención, el médico cometió una negligencia y a uno de los dos gemelos, Bruce, le quemó el pene más allá de la reparación quirúrgica.

Esta negligencia médica fue la que desencadenó la pesadilla de Bruce. Buscando desesperadamente ayuda, los padres de los pequeños acudieron al doctor John Money, dedicado a la «reasignación sexual» por aquel entonces en el Hospital Johns Hopkins de Baltimore y director de una clínica pionera en cirugía transexual.

El Dr. Money había sido uno de los primeros en oponer el género al sexo biológico, asegurando que las diferencias entre el hombre y la mujer son culturales e independientes del sexo. Money fue definido por The New York Times como «un agente provocador de la revolución sexual» y no se cansó de aparecer en los medios de comunicación de la época para defender «la liberación sexual».

Por esta razón, cuando el pequeño Bruce llegó a sus manos, vio la oportunidad de demostrar las teorías que defendía. Sin mostrar ningún tipo de escrúpulo por experimentar con la vida de un ser humano, Money aconsejó a los padres del pequeño el cambio de sexo en el que él mismo era experto. «Yo puedo proporcionaros una vagina, pero para que el cambio sea completo necesito vuestra colaboración», fue la petición de Money a los jóvenes padres de Bruce, que apenas tenían 20 años y a los que este doctor les parecía «un dios». Así que con 22 meses, a Bruce le extirparon los testículos y sus padres se dedicaron desde entonces a criarla como si fuera una niña.

A los 11 años, el primer intento de suicidio

De esta forma, Bruce se convirtió en Brenda y su caso se conoció por todo Estados Unidos gracias a la propaganda que de él hizo el Dr. Money. En su libro publicado en 1972, Man & Woman, Boy & Girl, Money alardeó del «éxito rotundo» de su experimento y se dedicó a proclamar a los cuatro vientos que este caso era «la prueba concluyente» de que «no se nace hombre o mujer, sino que uno se convierte en hombre o mujer».

Sin embargo, el Dr. Money no hacía otra cosa que vender humo, ya que el éxito del que alardeaba no era tal. La pequeña Brenda nunca quiso ser una niña: cambiaba las muñecas que le regalaban por las peleas con sus amigos e incluso intentaba orinar de pie en el baño. Los primeros años de colegio sólo consiguieron empeorar la situación: sus compañeros se burlaban de la pequeña llamándola «marimacho» y «gorila» por su comportamiento masculino. Poco a poco, Brenda desarrolló conductas agresivas que dificultaron su educación. A los 11 años, intentó suicidarse al comenzar su tratamiento de estrógenos para que le crecieran los pechos.

Ajeno a la realidad del pobre niño que había sido obligado a ir contra su propia naturaleza, el mundo aceptó de buen grado las teorías del Dr. Money y la ideología de género fue imponiéndose poco a poco en la mentalidad de la sociedad. De tal forma, que hoy en día se ve con naturalidad que una persona decida obviar su propia naturaleza y cambie su sexo. Ser hombre o mujer puede ser una decisión personal. Sin embargo, muy pocos recuerdan que esta ideología se construyó sobre el dolor de un niño al que forzaron a perder su identidad.

Por si la frustración de este niño obligado a ser niña para probar una teoría no fuera suficiente, fue obligado a ver escenas de sexo explícitas, tanto en la consulta del Dr. Money como en su propia casa, y a simular actos sexuales con su propio hermano. Estos actos formaban parte de su «liberación sexual», así como el acostumbrarse a que sus padres fueran frecuentemente desnudos por la casa.

Volver a recuperar la identidad perdida

En 1980, el padre de este «niño experimento» decidió contarle la verdad sobre su origen y, por primera vez, Brenda sintió algo de paz al entender que «no estaba loca». Tras conocer la verdad, Brenda decidió volver a su sexo biológico y lo primero que hizo fue cambiarse el nombre. Eligió llamarse David porque este es el personaje bíblico que, siendo un niño, vence al gigante y poderoso Goliat.

Así comenzó su lucha por recuperar lo que le habían arrebatado. Empezó a inyectarse testosterona, le crecieron los primeros pelos en el rostro y a los dieciséis años se sometió a la primera operación para la creación de un pene. Mientras esperaba la mayoría de edad, permaneció escondido dos años en el sótano de su casa.

Sin embargo, este camino tampoco fue fácil de recorrer. David se sentía frustrado por su historia personal y su pasado le perseguía, hasta el punto de volver a intentar suicidarse en dos ocasiones. Finalmente, el trauma psicológico unido al suicidio de su hermano gemelo pudieron con él y se suicidó a los 38 años de edad, después de haber conseguido reconstruir en parte su vida al casarse y ser padre de tres niños.

David Reimer fue una víctima de la ideología de género. El padre de estas teorías, John Money, experimentó sin escrúpulos con su vida y le convirtió en una cobaya humana con el consentimiento de sus padres. El dolor de un niño vendido como «el triunfo del género frente al sexo» ayudó a la extensión de una ideología que aún hoy intenta imponerse en la sociedad. Frente al intento de hacer creer que ser hombre o mujer se elige porque sólo es una estructura cultura, es importante recordar que a David Reimer le arrebataron su identidad y su vida quedó destrozada.

EUROCRIMINOLOGÍA: VIOLENCIA DOMÉSTICA-MUJERES AGRESORAS

Lorena Gómez García (España)

La mayor parte de las noticias aparecidas en las redes sociales y medios de comunicación con respecto a la violencia sufrida en el núcleo familiar, contempla casos casi exclusivamente de violencia de género, entendida ésta como todo acto de violencia física o psicológica que se ejerza contra una mujer por parte del hombre que sea o haya sido su cónyuge o esté o haya estado ligado a ella por una relación similar de afectividad aún sin convivencia.
Pero, ¿qué ocurre con los casos de violencia doméstica?, ¿qué pasa con los hombres que sufren violencia por parte de sus parejas?, ¿qué sucede con los hijos que sufren violencia por parte de su madre?.

Se entiende por violencia doméstica todo acto de violencia física o psicológica ejercido tanto por un hombre como por una mujer, sobre cualquiera de las personas enumeradas en el artículo 173.2 del Código Penal (descendientes, ascendientes, cónyuges, hermanos, etc.) a excepción de los casos específicos de violencia de género.
Las estadísticas del INE (Instituto Nacional de Estadística) ofrecen información sobre víctimas y denunciados con medidas cautelares u órdenes de protección dictadas que han sido inscritas en el año de referencia en el Registro central para la protección de las víctimas de la violencia doméstica y de género, cuya titularidad corresponde al Ministerio de Justicia (no contempla el total de denuncias presentadas, sino las que han dado lugar a su inscripción como consecuencia de las medidas cautelares dictadas y tampoco muestra información sobre condenados con sentencia firme). Siguiendo los datos obtenidos en el año 2014 en lo referente a violencia doméstica, las cifras indican que se registraron 7.084 víctimas en asuntos de violencia doméstica con orden de protección o medidas cautelares, un 0,3% más que en el año anterior. De ellas, el 61,8% fueron mujeres y el 38,2% hombres.

El año pasado se registraron 4.988 personas denunciadas en asuntos de violencia doméstica, un 1,0% menos que en el año anterior. De ellas, el 73,9% fueron hombres y el 26,1% mujeres, proporciones similares a las del año anterior. Atendiendo al tipo de relación existente entre la víctima y el denunciado, en el 28,9% de los casos la víctima fue la madre de la persona denunciada, en el 24,8% de los casos las víctimas fueron los hijos, en el 12,2% de los casos la víctima fue el padre y en el 10,5% fueron los hermanos.

Según un informe realizado en el año 2011 sobre víctimas mortales de la violencia de género y de la violencia doméstica en el ámbito de la pareja o expareja, del Consejo General del Poder Judicial, el número de hombres que han perdido la vida presuntamente a manos de sus parejas o ex parejas a lo largo de 2011, según los datos provenientes del Ministerio del Interior y de la instrucción judicial a la fecha del informe, asciende a 7 al igual que en el año 2010. Las muertes fueron causadas presuntamente por 5 mujeres y 2 varones. El 71 % de las víctimas mortales mantenía la convivencia con su presunto/a agresor/a en el momento de la muerte violenta. De las cinco mujeres agresoras una fue detenida tras una investigación por el presunto envenenamiento de su pareja, otra fue detenida en el domicilio confesando el crimen, otra llamó a los servicios de emergencia sin reconocer que había sido ella la causante del hecho, otra fue detenida inmediatamente después del crimen en el domicilio y otra fue detenida tras sufrir un accidente de coche después de, presuntamente, haber incendiado la vivienda causando la muerte de su ex pareja.
En ninguna de las muertes de varón, producidas en el ámbito objeto de análisis en 2011, existe constancia de que la víctima mortal hubiera formulado denuncia previa contra su presunto/a agresor/a. Esta cifra lleva a preguntarse, ¿por qué el hombre no denuncia?.

El primer motivo lo daría la sociedad “machista” en la que vivimos que le podría generar sentimientos de humillación, de dar una imagen de debilidad, miedo al ridículo. También la falta de apoyo, de credibilidad que puedan tener al contar su caso; estamos tan acostumbrados a que solo las mujeres sean las maltratadas y a ver la figura masculina como el miembro fuerte, que ponemos en duda estas situaciones. Además, se han desarrollados leyes exclusivas para la violencia de género, para proteger a la mujer, se han creado teléfonos de atención para estos casos, se le ha previsto de medios para su seguridad, pero ¿y los hombres?, ¿disponen de estos mecanismos?, ¿hay igualdad ante dos sucesos semejantes?. Está claro que existe un gran vacío mediático, estadístico y legal en los casos en los que el hombre es la víctima de violencia doméstica y la mujer la que ejerce los malos tratos.

En realidad el perfil psicológico del hombre maltratado no distaría mucho del de la mujer, teniendo baja autoestima y siendo totalmente dependiente de su pareja. En la mayor parte de los casos los maltratos sufridos por los hombres serían psicológicos, emocionales, sufriendo humillaciones, insultos, denigraciones, ataques de celos patológicos, acoso e incluso padecer el denominado “síndrome de alienación parental”, por el cual la mujer utiliza a los hijos de ambos como forma de chantaje para conseguir sus fines; todo esto, también puede derivar en maltrato físico, se pasaría de las palabras hirientes a los golpes, a los arañazos, a las bofetadas y en el peor de los casos al asesinato.

Las consecuencias del maltrato en hombres son las mismas que las de las mujeres, sufriendo desordenes psicológicos tales como depresión, ansiedad, pánico, estrés postraumático, miedo, sentimiento de inferioridad y de culpabilidad, justificando las agresiones acontecidas, apareciendo incluso casos de suicidios. El maltrato es un problema que no sólo afecta a la víctima, sino que es sufrido por todo su entorno (hijos, familia, amistades).

¿Si vemos por la calle a un hombre que está agrediendo a una mujer, reaccionamos igual que si una mujer está agrediendo a un hombre?; ¿pensamos que uno es un maltrato y el otro caso es que ella se está defendiendo?.

El hecho de que los hombres maltratados sean pocos en comparación con las mujeres hace que la sociedad no esté tan concienciada como sí lo está con el drama de la violencia de género, pero ser menos no significa silenciarlos o ignorar su existencia.

BIBLIOGRAFÍA:

http://www.ine.es/prensa/np906.pdf

http://www.elconfidencial.com/espana/2013-06-09/la-otra-violencia-domestica-casi-el-25-de-las-denuncias-por-agresion-son-contra-mujeres_196899/

http://www.poderjudicial.es/cgpj/es/Temas/Violencia-domestica-y-de-genero/Actividad-del-Observatorio/Informes-de-violencia-domestica/Informe-sobre-victimas-mortales-de-la-violencia-de-genero-y-de-la-violencia-domestica-en-el-ambito-de-la-pareja-o-ex-pareja-en-2011

http://www.europapress.es/sociedad/noticia-maltrato-hombres-realidad-silenciosa-20150612102418.html

INSTITUTO DE LA MUJER, AYUDANDO EN LA DESIGUALDAD

Acceso a la página principal del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad. Se abrirá en una ventana nueva 

Instrumentos de apoyo

El Instituto de la Mujer canaliza sus aportaciones y colaboración al desarrollo de las asociaciones por la igualdad de género a través de las siguientes actuaciones:

Convocatoria anual de subvenciones

El Instituto de la Mujer convoca anualmente subvenciones destinadas a asociaciones y ONG para proyectos que compartan las políticas de igualdad llevadas a cabo por el organismo. Para acceder a estas convocatorias, las entidades y organizaciones, además de dedicarse con carácter prioritario y habitual a la realización de actividades dirigidas a la promoción de la igualdad de oportunidades entre mujeres y hombres, tienen que reunir, entre otros, los siguientes requisitos: carecer de fines de lucro, estar legalmente constituidas, y, en su caso, debidamente inscritas en el correspondiente registro público y tener un ámbito de actuación general.

Seguimiento de programas

Con el seguimiento de los programas subvencionados se pretende, por una parte, disponer de información y conocimiento objetivo del desarrollo y ejecución de las actividades subvencionadas, y por otra, en los casos necesarios, proponer o adoptar las medidas correctoras que faciliten la consecución de los objetivos y el cumplimiento de obligaciones por parte de las entidades beneficiarias. Para ello, entre otras acciones se presta asesoramiento técnico de forma continuada y a requerimiento de las entidades beneficiarias. Durante los últimos años se han realizado diferentes actuaciones para facilitar los trámites y la gestión que conlleva la realización de los programas subvencionados y su posterior justificación.

Otras subvenciones

El Instituto de la Mujer colabora con el Ministerio de Trabajo en la evaluación de los proyectos presentados para el Colectivo Mujeres, dentro de la convocatoria de ayudas y subvenciones para la realización de programas de cooperación y voluntariado sociales, con cargo a la asignación tributaria del IRPF.

Estas subvenciones se otorgan a proyectos cuyas finalidades sean favorecer la inserción social de las mujeres que se encuentran en situación o en riesgo de exclusión social; la incorporación de las mujeres al mundo laboral; la prevención y erradicación de la violencia contra las mujeres, o el fomento del empleo y el autoempleo de las mujeres. También a programas dirigidos a mujeres del ámbito rural y marítimo-pesquero. Por último, se cofinancian proyectos presentados con el fin de promover la igualdad de oportunidades entre mujeres y hombres.

Cesión de locales

El Instituto de la Mujer dispone de tres inmuebles que cede de forma gratuita a las asociaciones de mujeres para que puedan tener ubicadas allí sus respectivas sedes sociales. Actualmente 34 ONG tienen instalado un despacho gratuito en estos locales. Además, este organismo cuenta también con un salón de actos y otras salas de reunión que cede de modo gratuito a asociaciones de mujeres y otras organizaciones que realizan actividades a favor de la igualdad de género.

Asesoramiento técnico

Con el fin de fortalecer el movimiento asociativo de mujeres como un instrumento para lograr la igualdad, el Instituto de la Mujer realiza de manera continua actividades de asesoramiento técnico a ONG y entidades públicas o privadas que solicitan información relacionada con el movimiento asociativo o con los recursos específicos disponibles para las mujeres. Este asesoramiento se realiza mediante entrevistas personales, por teléfono, o a través de la celebración de cursos o jornadas informativas

LO QUE YA SE SABÍA ANTES DE APROBAR LA LEY INTEGRAL CONTRA LA VIOLENCIA DE GÉNERO

Pros y contras de la Ley Integral contra la Violencia de Género

La Ley orgánica de medidas de protección integral contra la violencia de género estará en vigor a principios del año próximo.  

Ya pasó los tramites parlamentarios del Congreso con el apoyo de todos los grupos políticos y ahora se discutirá en el Senado donde es posible que el texto reciba algunas enmiendas. Con esta nueva ley se trata, en palabras de José Luis Rodríguez Zapatero, de acabar de una vez con el machismo criminal.

Cómo será la nueva ley
La ley empezará por la escuela. Habrá una asignatura llamada “Ética e igualdad entre hombres y mujeres”, evaluable, que se estudiará a los 15 años en 4º curso de ESO. La Administración garantizará que en los libros de texto no haya conceptos o referencias que puedan fomentar la desigualdad.

Además, en el Consejo Escolar del Estado tendrán presencia las organizaciones de mujeres, el Instituto de la Mujer y expertos reconocidos en la lucha contra la violencia por razones de sexo.

Se considerará ilícito la asociación del cuerpo femenino con un producto concreto en la publicidad.

Se crearán servicios de atención e información inmediata que garanticen un primer asesoramiento legal y psicológico, centros de emergencia para asistir a las mujeres y a sus hijos y centros de recuperación integral.

Se contempla la asistencia jurídica especializada y gratuita, así como ayudas económicas que faciliten a las víctimas empezar una nueva vida: formación para el empleo, acceso prioritario a viviendas de protección oficial, bonificación a las empresas que las contraten, un fondo de garantía de pago de alimentos …

Las víctimas podrán adaptar o reducir su jornada de trabajo, tener movilidad geográfica o extinguir un contrato cobrando el subsidio de desempleo.

Se crearán Juzgados de Igualdad y Asuntos Familiares en cada provincia y capital. Estos jueces podrán adoptar distintas medidas de protección, según la gravedad de los casos: desde la salida del agresor del domicilio, el alejamiento y la suspensión de las comunicaciones, hasta la privación de la patria potestad y custodia de menores o la suspensión del régimen de visitas.

También se reforzarán las penas contra los agresores: las amenazas leves se podrán sancionar con prisión de seis meses a un año y el juez podrá inhabilitar al progenitor para el ejercicio de la patria potestad o la tutela de los hijos hasta cinco años.

En caso de lesiones, se agrava la pena de dos a cinco años cuando la víctima sea la esposa o compañera sentimental, aunque no haya habido convivencia.

Se creará la figura del ‘Fiscal contra la violencia contra la mujer’.

Argumentos a favor
La Ley se ha gestado con el impulso de la mayoría de las organizaciones feministas y ha recibido el apoyo parlamentario de todos los grupos políticos del Congreso.
La Federación de Mujeres Progresistas, una de las asociaciones impulsoras de esta norma, explica a continuación sus argumentos favorables:

El Consejo General del Poder Judicial, en el que sólo 2 de sus 18 miembros son mujeres, elaboró un primer informe favorable, donde sólo se proponían mejoras técnicas. Por su parte, el Consejo de Estado, el Consejo Escolar y el Consejo Económico y Social han hecho sendos informes positivos proponiendo mejoras técnicas.

La necesidad de la Ley es inminente por las dimensiones que ha cobrado la violencia de género. Es imprescindible acabar con la impunidad del maltratador. Las lesiones y amenazas ya están contempladas en el Código Penal, pero el número de agresiones a mujeres precisa de medidas particulares e inmediatas.

El número de hombres que muere a consecuencia del maltrato de mujeres es infinitamente menor. Pero, además, el observatorio del CGPJ no ha podido determinar los casos de maltrato a hombres que no iban precedidos por denuncias de sus esposas. Es un elemento no contemplado pero va a empezar a estudiarse el número de mujeres que cometen crímenes contra sus compañeros en legítima defensa.

Es necesario crear medidas integrales que afecten a las competencias transmitidas a los municipios y las Comunidades Autónomas que, sin rango de Ley, no se pueden implementar.

La Ley garantizará la formación de profesionales (abogados, médicos, policías) para que aprendan a actuar desde una perspectiva de género cuando el caso lo requiera.

En menos de un siglo, la mujer ha pasado de no tener derecho a voto a tener voto, trabajo y cada vez más presencia y poder sociales. Sin embargo, el resto de la sociedad no ha evolucionado, por eso hay introducir medidas que faciliten el cambio. Actualmente, desde la perspectiva de género, no hemos inventado un modelo nuevo de convivencia, mientras que el viejo ya no sirve.

La Ley tiene un valor pedagógico en sí mismo ya que por su aplicación general educa al ciudadano de forma unívoca.

La Ley incluye un presupuesto, algo que los Planes no incluían y que impidió una vez tras otra poder implementar algunas de las medidas que se proponían.

La Ley debe dejar claro que ésta no es una batalla entre Partidos Políticos ni entre hombres y mujeres, sino contra la violencia de género. Y, en consecuencia, la sociedad tiene que percibir que no será fácil volver a atacar impunemente a una mujer.

Argumentos en contra
Ninguno de los partidos políticos con representación en el Parlamento ha valorado negativamente esta Ley Integral Contra la Violencia de Género. Incluso el PP, que en un principio considero que no era necesaria porque a su juicio ya existían otras leyes y normas que acometían el problema, a la hora de votar en el Congreso lo hizo favorablemente.
Próximamente, se discutirá la Ley en el Senado y los representantes políticos de esa Cámara han manifestado su intención de introducir algunas mejoras técnicas pero sin discutir la esencia de esta norma.
Aún así, recogemos en este espacio los argumentos de una de las pocas voces sociales que están en contra de esta Ley. Se trata de Mujeres para la democracia, una organización nacida en 1994 en Avilés (Asturias):

Ley no tiene garantías de constitucionalidad. El Gobierno no ha atendido las consideraciones en este sentido de los Órganos Consultivos como el Consejo General del Poder Judicial, Consejo de Estado y Consejo Económico y Social.

La Ley es discriminatoria. Las amenazas y coacciones son delito cuando las comete un hombre y una falta cuando las comete una mujer. Es una barbaridad que existan delitos sólo para hombres.

La Ley no protege a las personas mayores ni a las que padecen algún tipo de discapacidad. Estas personas son especialmente vulnerables al no poder, en muchos casos, ni siquiera interponer una denuncia por sí mismas.

La Ley no ampara a las parejas homosexuales, que son discriminadas en un asunto fundamental como es la lucha contra los malos tratos. La Legislación vigente sí da cobertura a estas parejas, por lo que el texto del Gobierno supone un retroceso.

La Ley no refunde otras normas autonómicas de protección por lo que existe riesgo de solapamiento e interferencias entre administraciones. El Gobierno no ha consultado la Ley con las Comunidades Autónomas, cuando estas tiene competencia plena en la mayoría de las materias objeto de regulación.

La Ley es insuficiente en las medidas protectoras. No contiene las medidas necesarias que garanticen la seguridad de las víctimas y sus familias. La ley ignora las medidas policiales y el uso de instrumentos tecnológicos adecuados como brazaletes para controlar al maltratador y los aparatos móviles de comunicación con la víctima.

La ley crea juzgados específicos para maltratadas lo que, lejos de ayudar a las mujeres víctimas, las condena a ser juzgadas en “guetos”. No pueden existir juzgados por razón de sexo, igual que no pueden existir juzgados por razón de raza o religión.

La ley carece de medidas para agilizar los trámites de separación y divorcio. La inclusión de estas medidas resulta fundamental por el altísimo porcentaje de mujeres que son asesinadas durante el proceso de separación.

La ley no cuenta con financiación suficiente. La memoria económica que ha presentado el Gobierno es confusa y no detalla el presupuesto artículo por artículo, por lo que no tiene credibilidad.

La ley no ha contado con suficiente diálogo y debate social, se ha elaborado a toda prisa y sin rigor. La ley ha sufrido críticas desde todos los ámbitos: sociedad civil, expertos juristas, administraciones autonómicas, grupos parlamentarios, instituciones y medios de comunicación. Se puede mejorar la ley sin que la protección de las mujeres maltratadas se vea disminuida.

PLATAFORMA DE MUJERES ARTISTAS: UNO DE LOS INICIOS HACIA LA NEFASTA LEY DE VIOLENCIA DE GÉNERO Y EL EMPODERAMIENTO DE LAS MUJERES

Trayectoria

La muerte de Ana Orantes, en 1997, fue un revulsivo para todo el Estado Español. Todas la recordamos aún, su ex-marido la roció con gasolina y la quemó viva tras haber aparecido en un programa de televisión denunciando los malos tratos. La realidad de la violencia contra las mujeres se mostró con toda su crudeza para toda la ciudadanía y los medios de comunicación.

La artista asturiana Cristina del Valle llevaba tiempo intentando articular y darle forma a la idea de crear una organización compuesta por mujeres de los diferentes ámbitos artísticos y culturales para crear un colectivo que sirviera de plataforma para la toma de conciencia y sensibilización de la sociedad frente a la violencia de género y las desigualdades. Después de una reunión, en la que congregó a muchas de sus colegas de profesión, entre las que se encontraban, entre otras, Marta y Marilia (Ella baila Sola), Malú, Mary Ángeles (Camela), Aurora Beltrán (Tahúres Zurdos), Pastora Soler, Soledad Jiménez (Presuntos Implicados) decidieron dar los primeros pasos. Como punto de partida de lo que es hoy la Plataforma de Mujeres Artistas, conocieron de cerca la realidad de las Casas de Acogida para Mujeres Maltratadas, lugares en las que algunas de estas mujeres artistas habían pasado su infancia. En estas visitas compartieron el sufrimiento de las mujeres víctimas de la violencia, realizaron terapias conjuntas, comidas, conversaciones y adquirieron compromisos con las mujeres.

De la unión de todas nació la Plataforma de Mujeres Artistas contra la Violencia de Género. La idea consistía en hacer de portavoces ante el Gobierno y todas las Instituciones Públicas, ante los partidos políticos y ante la sociedad en un proyecto de presión y sensibilización sobre esta problemática. La Plataforma comenzó a elaborar su hoja de ruta. En este sentido, con anterioridad a las Elecciones Generales del 2.000 se entrevistaron con los Secretarios Generales de todos los partidos políticos así como con el Presidente del Gobierno, José María Aznar, y con SS.MM. los Reyes de España, D. Juan Carlos I y Dña. Sofía, además de celebrar reuniones con otras instituciones públicas y sociales.

Este grupo de mujeres que iniciaron la Plataforma llevaron la petición a todos estos espacios institucionales, y en nombre de más de 50 Organizaciones de Mujeres, de la elaboración de una Ley Integral contra la Violencia de Género. No escatimaron su imagen y presencia en los medios de comunicación y aprovecharon todos sus conciertos musicales y apariciones públicas para reclamar dicha Ley, llegando, incluso, a colaborar en algunas de sus ponencias.

A partir de estos primeros pasos comenzaron a unirse otras compañeras artistas, como un grupo de actrices capitaneadas por Amparo Climent. Todas juntas fueron tomando conciencia de la importancia de su compromiso y de la fuerza que podían ejercer trabajando juntas. Por otro lado, existía otra plataforma de mujeres periodistas, Emilias comunicación feminista, capitaneada por Nuria Varela, que también decidieron apoyar a la Plataforma de Artistas.

La Marcha Mundial de las Mujeres 2000 fue el espacio y acontecimiento perfectos para presentarse todas juntas. En este sentido la Plataforma de Mujeres Artistas participó en la organización de la Marcha Mundial, realizando numerosos actos públicos y dando su apoyo a los todos los grupos de mujeres del Estado. Algunas de las integrantes de la Plataforma estuvieron previamente en Nueva York en el Beiging+5, mientras otras artistas participaron en la misma ciudad en la clausura de la Marcha Mundial de las Mujeres. La experiencia fue altamente positiva porque todas aprovecharon los espacios públicos de los que disponían para la sensibilización.

Tras la Marcha Mundial, la Plataforma de Mujeres Artistas prosiguió en sus acciones contra la violencia de género como fue en 2000 la campaña para la libertad de Tani, Teresa Moreno Maya, mujer condenada a catorce años de cárcel por haber matado de un tiro a su marido. Sucedió en Mejorada del Campo, durante una de las palizas habituales que Tani recibía de su pareja. Con esta sentencia se volcó la Plataforma conjuntamente con otros colectivos hasta conseguir el indulto de Tani.

El 25 de noviembre de 2000, Día Internacional contra la Violencia a las mujeres, la Plataforma ya es un referente en España y colaboraron en todos los actos, en llevar el mensaje a los medios y a la sociedad. Participaron en conferencias por toda España y volvieron a unir fuerzas para el Congreso Feminista de Córdoba en el mes de diciembre. Durante todos esos meses continuaron entrevistándose con cargos institucionales, con organismos oficiales como Naciones Unidas, con ONGs y participaron, además, como Plataforma conjunta en la Ponencia Contra la Violencia Doméstica de la Comisión Mixta Congreso-Senado.

Cristina del Valle junto con la periodista Nuria Varela, cofundadora de la plataforma, mantuvieron un espacio de radio semanal, durante un año, donde cada siete días estaba invitada una mujer representativa de las decenas de grupos que luchan y trabajan en nuestro país y en el ámbito internacional: Foro contra la Violencia; Mujeres de Negro, Asociación para la reinserción y ayuda a la Mujer Prostituta; organizaciones de mujeres emigrantes; organizaciones de mujeres gitanas; mujeres afganas; Unión Nacional de Mujeres Saharauis; Mujeres Creando (Bolivia); Asociación de Amas de Casa y Consumidores Tyrius de El Palmar… y también la Plataforma de hombres contra la violencia. Ambas han recorrido todo el estado español dando charlas y conferencias y recibiendo diversos premios de las organizaciones de mujeres.

La plataforma organizó en abril del 2002 un acto de Apoyo al Pueblo Saharaui y a sus Mujeres en la Sociedad General de Autores, donde participaron : mujeres Palestinas, mujeres Afganas, mujeres en Red, Mujeres de Negro contra la guerra, Asamblea de Cooperación por la Paz, entre otras.

Durante el mes de mayo del 2002 se reunieron con los distintos partidos políticos del Estado español para solicitar públicamente su compromiso con el apoyo a la celebración del Referéndum para el pueblo Saharaui. El 18 de Julio del mismo año presentaran en SGAE una campaña para llevar agua a los campamentos saharauis.

El 26 de septiembre del 2002 presentaron dentro del programa de Plazas Vivas del Ayuntamiento de Madrid, un espectáculo musical y teatral llamado: SAHARA EN EL CORAZÓN DE LAS MUJERES. Presentado por Gracia y Soledad Olayo (Las Veneno) con la participación de Inés Morales, Esmeralda Grau, Claudia Gravi, Mercedes Ferrer, Paula Soldevilla, entre otras y la presentación del grupo Saharaui Tiris.

Del 8 al 10 de octubre del 2002 la Plataforma viajó al Parlamento Europeo en Bruselas. Más de una treintena de artistas de la Plataforma se reunieron con las/los eurodiputadas de las diferentes Comisiones e Intergrupos del Parlamento a quienes presentaron un informe para pedir el apoyo al cumplimiento de la Legalidad Internacional con la aplicación del Plan de Paz ONU-OUA y la celebración del Referéndum para el Pueblo Saharaui. Pidieron el reconocimiento y empoderamiento de las Mujeres Saharauis. El 6 de noviembre se reunieron en Madrid con el Secretario General del PSOE José Luis Rodríguez Zapatero para pedir el compromiso de su partido con el apoyo al referéndum de Autodeterminación del Pueblo Saharaui y medidas para paliar la crisis humanitaria en los campamentos de refugiados. El día 15 de Diciembre 2002 formando parte de la campaña de apoyo al pueblo Saharaui, se realizó una recogida de juguetes, ropa y alimentos en Madrid, para llevarlos a los campamentos de refugiados de Tinduf.

Del 3 al 7 de enero 2003, la Plataforma viajó a los Campamentos de refugiados en TINDUF. Más de 100 personas entre artistas y medios de comunicación recorrieron todos los campamentos de refugiados Saharauis. El día 5 se celebró un Concierto por la Paz con artistas españolas, argelinas y Saharauis en el campamento de Smara y el día 6 se entregaron juguetes a los niños y niñas saharauis. Se realizaron encuentros con el presidente de la R.A.S.H., con la Ministra de Cultura y Gobernadores de las diferentes Wilayas, miembros del Frente Polisario y representantes de la Unión Nacional de Mujeres Saharauis. Se visitaron hospitales, colegios, talleres y cooperativas de mujeres en los diferentes campamentos.

Del 2 al 8 de Febrero del 2003 la Plataforma viajó a BAGDAG con 45 personas para decir No a la Guerra y mostrar su apoyo al pueblo Iraquí y a las organizaciones de Mujeres. Entre sus actividades destacaron la celebración de un Concierto por la Paz entre artistas iraquíes y españolas en el teatro Rabat, el encuentro con la Federación de Mujeres Iraquíes, la Asociación de Artistas Iraquíes y encuentros con las diferentes ONG civiles. También se realizaron visitas a los hospitales y refugios en Bagdad, y la Plataforma mantuvo un encuentro con el Primer ministro Terek Aziz y con el representante de la ONU en Bagdad.

El 14 de febrero 2003 la Plataforma, junto con diferentes organizaciones de mujeres españolas ,organizó el acto “ Mujeres Contra la Guerra” en el Círculo de Bellas Artes en Madrid, donde participaron artistas, periodistas y políticas denunciando y condenando la guerra.

El 20 de mayo del 2003 la Plataforma realizó un concierto en Madrid en Homenaje al pueblo Iraquí con Artistas Españolas, Sirias e Iraquíes. Durante el mismo se proyectaron las imágenes del viaje que la plataforma realizó a Irak.

El 29 de Noviembre de 2003 la Plataforma y la Asociación Hispano Palestina “Jerusalén” organizaron en la Sala la Riviera un Concierto Por la Paz en Palestina con la participación de más de 50 artistas Españoles y el Grupo de Danza Palestina Alkufiya. Los beneficios del mismo fueron destinados a las organizaciones de mujeres Palestinas en los campos de refugiados.

Del 25 de Febrero al 2 de marzo del 2004 la plataforma viajó a PALESTINA con 85 personas para conocer la situación del pueblo y las mujeres y pedir la Paz. Se reunieron con el presidente de la Autoridad Nacional Palestina, Yasser Arafat, con el primer ministro Abu Ala, con los Alcaldes y Gobernadores civiles de Belén, Kalkilia, Nablus y Ramallah, con las organizaciones de mujeres y los movimientos sociales palestinos. Fueron recibidas por el rector de la universidad Al-Najah de Nablus y celebraron dos Conciertos por la Paz en Ramallah, en el teatro al Qasaba y en Belén, en el Campamento de Refugiados Al Deheisha con artistas Españolas y Palestinas.

Del 28 al 30 de abril Viajaron al Parlamento Europeo en Bruselas con 80 personas para presentar un informe, elaborado durante el viaje a Palestina sobre la violación de los Derechos Humanos de las mujeres y del pueblo palestino por parte del Gobierno Israelí y denunciando la Ocupación. Fueron recibidas por diferentes representantes parlamentarios, entre otras la eurodiputada Luisa Morgantini, presidenta de la Comisión Por Palestina del Parlamento Europeo, y por integrantes de las comisiones de Exteriores y las delegaciones para las Relaciones con Israel y el Consejo legislativo Palestino.

Durante los meses de Mayo y Junio del 2004 la Plataforma se reunió con los Presidentes y los diferentes grupos parlamentarios del Gobierno Vasco, Gobierno de Aragón, Gobierno de Asturias, Gobierno de Madrid, entre otros, para presentar su informe sobre la situación del pueblo palestino y denunciar la ocupación.

El 26 de Julio de 2004 la Plataforma, acompañada por 50 representantes de ONGs por Palestina, fue recibida en la Moncloa por la Vicepresidenta del Gobierno, María Teresa Fernández del la Vega a quién presentaron el informe escrito y en imágenes de la violación de los derechos humanos en Palestina, documentos recopilados durante el viaje de la plataforma a los Territorios Ocupados en el mes de febrero.

Del día 6 al 9 de septiembre de 2004 viajaron a ARGELIA con 100 personas. Organizaron un Congreso entre Mujeres Españolas, Saharauis y Argelinas en apoyo a las mujeres saharauis. Dentro del mismo tuvo lugar un Concierto por la Paz con artistas de España, Argelia y Sahara, así como encuentros con las organizaciones de mujeres argelinas y distintas organizaciones civiles que trabajan con el Pueblo Saharaui para mostrar el apoyo a su trabajo y crear puentes de colaboración entre España y Argelia. Se reunieron con el Presidente del Senado, la ministra de Cultura, el Alcalde de Argel, entre otras autoridades. Se elaboró un documento conjunto firmado por todas las mujeres.

El 6 de octubre del 2004 un grupo de la Plataforma viajó a NUEVA YORK, donde Cristina del Valle como presidenta intervino en la IV Comisión de las Naciones Unidas, en el Comité Especial de Política y Descolonización del Sahara.

El 23 de noviembre del 2004 se presentó en la SGAE (Sociedad General de Autores y Editores) el disco Por la Paz en Palestina con la participación de los cantantes que viajaron a Gaza y Cisjordania. En este recopilatorio discográfico se incluye un DVD con imágenes del viaje. Los beneficios fueron destinados a las mujeres de los campos de refugiados palestinos.

El 27 de noviembre del 2004, se volvió a realizar el Festival, organizado anteriormente en el 2003, bajo el nombre Música y Poesía por la Paz en Palestina en la Sala la Riviera de Madrid, con la participación de 30 artistas.

El 24 de Mayo del 2005 la Plataforma y el Consejo de las Mujeres de Madrid trajeron como invitadas para conmemorar el Día Internacional de Mujeres por la Paz a Zahira Kamal, Ministra de asuntos de la Mujer en Palestina y Diputada del Parlamento Palestino, y a Mónica Polack, escritora y ex Secretaria del Partido Meretz-Mapan Israelí. Fueron recibidas en el Parlamento Español por las distintas comisiones, y la Secretaria de Políticas de Igualdad, entre otras autoridades. Además, se organizó un conferencia en el Círculo de Bellas Artes donde también estuvo en la mesa la Ministra de cultura Saharaui.

Del 18 al 22 de enero de 2006 la Plataforma viajó a MEXICO y a CIUDAD JUAREZ, con la colaboración de Instituto de la Mujer de España, para solidarizarse con las organizaciones de madres de jóvenes asesinadas y denunciar la impunidad contra los crímenes de las mujeres en el estado de México. Se reunieron con diversos candidatos políticos que se presentaban a las elecciones en su primer día de campaña como Felipe Calderón o Patricia Mercado para pedir instrumentos legales contra los feminicidios y presentaron como modelo La ley Integral española Contra la Violencia de Género. Fueron recibidas en el Congreso y en el Senado, se reunieron con la Comisión Especial contra los Feminicidios, con el Alcalde de México DF, con la Fiscal especial para delitos de género, con la Procuradora de Justicia en Ciudad Juárez así como con personal de la Subprocuraduría. También celebraron encuentros con las Organizaciones de mujeres en Ciudad Juárez. Se realizaron dos conciertos, uno en el Zócalo de México con más de 50 artistas y un público que superó las 100.000 personas y otro en Ciudad Juárez. Participaron en diversos encuentros institucionales. Este destacado viaje contó con una delegación española de 120 personas, integrada por artistas, medios de comunicación, representantes instituciones y organizaciones de mujeres. Se creó una Delegación de la Plataforma en México, compuesta con artistas mexicanas coordinadas por la defensora de Derechos Humanos Lydia Cacho con la que se trabaja conjuntamente.

El 11 de Mayo del 2006 la Plataforma de Mujeres Artistas con el apoyo de la Fundación Cultura del Sur celebraron el acto de hermanamiento entre las mujeres de Ciudad Juárez y las mujeres del Sur de Madrid, las representantes de la vida política e institucional españolas, y con las mujeres artistas. Bajo el lema: 1.000 Mujeres por Ciudad Juárez contando en él con Rosa Mª Peris, entonces directora del Instituto de la Mujer, Baltasar Garzón, juez de la Audiencia Nacional, Lydia Cacho, defensora de Derechos humanos y directora del Centro de Acogida de Mujeres en Cancún, Marisela Ortiz, presidenta de la Organización de Familiares de víctimas de Ciudad Juárez Nuestras Hijas de Regreso a Casa, Cristina del Valle, Presidenta de la Plataforma y la periodista Nuria Varela, cofundadora de la Plataforma de Mujeres Artistas.

Del 19 al 27 de Diciembre de 2006 la Plataforma viajó a PALESTINA con una delegación de 135 personas. Bajo el nombre Sinfonía de Mujeres por la Paz en Palestina, la Plataforma realizó, con el apoyo del Ayuntamiento de Leganés, el Intergrupo Parlamentario por Palestina, el MPDL, la AIE, la AECI y la Asociación Hispano-Palestina Jerusalén, un concierto en Belén el día 24 de Diciembre ante un público de 20.000 personas y con la participación de la Orquesta Sinfónica de Mujeres de Madrid así como una veintena de artistas españolas entre cantantes y actrices con la colaboración de actrices palestinas para pedir la PAZ. En este viaje se presentó la Hoja de Ruta de las Mujeres por la Paz a más de un centenar de organizaciones civiles y de mujeres en Belén, Hebrón, Jericó, Jerusalén, entre otras ciudades, con el fin de debatirla y ampliarla. Fueron recibidas por el presidente de la Autoridad Nacional de Palestina Abu Mazen y los alcaldes y gobernadores civiles de Belén, Hebrón, y Jericó.

Del 4 al 8 de abril de 2007 un grupo de la Plataforma participó en el V Congreso de la Unión Nacional de Mujeres Saharauis en TINDUF. Durante el mismo Cristina del Valle y la violinista celta Judith Mateo ofrecieron dos conciertos en el Campamento Escuela de Mujeres 27 de Febrero y en el Campamento de Smara.

El 7 de mayo de 2007, La Plataforma de Mujeres Artistas y el Instituto Cultura del Sur se unieron nuevamente para llevar a cabo por segundo año consecutivo el proyecto de Hermanamiento entre las mujeres de Ciudad Juárez y las mujeres del Sur de Madrid, las representantes de la vida política e institucional españolas, y con las mujeres artistas bajo el lema: 1.000 Mujeres por Ciudad Juárez.

En 16 al 18 de Octubre de 2007 se realizó un viaje a Bruselas donde Cristina del Valle, en nombre de la Plataforma, recibió el Premio Internacional Silver Rose por el trabajo de la Plataforma en promover el diálogo intercultural y la Paz. El premio fue entregado en el Parlamento Europeo en una ceremonia que forma parte del calendario político de Bruselas. A la entrega de este galardón asistieron europarlamentarias y europarlamenarios, ministros de diferentes gobiernos y representantes de diferentes ONGs Internacionales. Durante la ceremonia de entrega del premio actuaron Cristina del valle, la violinista Judit Mateo, la cantautora Esmeralda Grao y la cantautora Cecilia Blanco todas integrantes de la Plataforma. Juntas interpretaron la canción Rescatar una Ciudad dedicada a las Mujeres asesinadas en Ciudad Juárez.

Del 2 al 7 de enero de 2008 la Plataforma viajó a NAZARETH con un grupo de 75 personas como segunda fase de la iniciativa realizada en el 2006 bajo el nombre Sinfonía de mujeres por la paz en Palestina. Con esta nueva iniciativa pretendemos contribuir a la paz en Oriente Medio otorgando a la mujer un papel protagonista en la mediación y la búsqueda de una solución pacífica al actual conflicto palestino israelí. A lo largo del viaje se reunieron con organizaciones civiles de mujeres israelíes y palestinas que trabajan por la paz justa y contra la ocupación. Celebraron dos Conciertos por la Paz Sinfonía de Mujeres por la paz en Oriente Medio en Nazareth y en Ramallah con la participación de la Orquesta Sinfónica de Mujeres de Madrid, una banda de pop rock y actrices y cantantes españolas. Fueron recibidas por el Presidente de la Autoridad Nacional Palestina, Mahmud Abbas y miembros de su gobierno. Fueron también recibidas en el Ministerio de Asuntos Exteriores Israelí donde presentaron un informe para la petición de liberación de 88 presas palestinas.

Del 21 al 28 de diciembre del 2008 viajaron a Israel y Palestina bajo el nombre Mujeres Artistas por la Paz en Oriente Medio para contribuir a la paz en Oriente Próximo, otorgando a la mujer un papel fundamental en la mediación en la búsqueda de una solución pacífica del actual conflicto Palestino-Israelí.

Del 13 al 18 de enero de 2009, se realizó un viaje a Damasco, donde tuvieron lugar las reuniones con los líderes de Hamas. En ellas, se trasladaron las exigencias de la sociedad civil que ve necesario el diálogo, la unidad nacional, el respeto a la legalidad internacional y el cese definitivo de las acciones violentas, de todas las partes involucradas en el conflicto entre Israel y Palestina, como garantías de una negociación vinculante, para una paz justa.

Del 05 al 12 de mayo de 2009, la Plataforma viajó a Guatemala con la intención de fortalecer la actuación de organismos y organizaciones, que trabajan contra la violencia que sufren las mujeres, en especial las formas de violencia extremas, los feminicidios: Más de 3.500 mujeres han sido asesinadas en los últimos cinco años, y sólo en 2007 murieron 722.

Del 21 al 28 de diciembre de 2009, se realizó un viaje a Palestina-Israel bajo el nombre Mujeres Artistas por la Paz en una continuación del trabajo realizado por la Plataforma con el cual se pretende contribuir a la paz en Oriente Próximo, destacando el papel fundamental de las mujeres en la mediación y en la búsqueda de una solución pacífica al conflicto palestino-israelí.

Del 20 al 27 de diciembre de 2010 la Plataforma de Mujeres Artistas volvió a Palestina para seguir con la campaña activa Mujeres Artistas por la Paz en Oriente Próximo. Hebrón, Jerusalem, Belén, Beit Sahour, Ramallah y Qalquilya fueron las ciudades donde la ong realizaba acciones solidarias, culturales y artísticas. Reivindicar la paz compartida, real y duradera, apoyar el estado libre de Palestina con el respeto a las fronteras de 1967 y defender los derechos de las mujeres palestinas fueron la hoja de ruta de este nuevo. Entre otros aspectos, Plataforma de Mujeres Artistas celebró reuniones con representantes institucionales de la Autoridad Nacional Palestina y organizaciones de mujeres conociendo la puesta en marcha de un plan estratégico para luchar contra la violencia de género. Asimismo, la Plataforma anunció que va a denunciar ante Naciones Unidas la situación que sufren las mujeres presas palestinas.

A lo largo de estos años la PLATAFORMA DE MUJERES ARTISTAS ha recibido un gran número de premios entre los que destacan:

  • • Premio Comadre de Oro otorgado por la Asociación Comadres de Asturias.
  • • Premio Clara Campoamor organizado por la secretaría de Igualdad del PSOE de Sevilla con motivo de la conmemoración del día Internacional de la Mujer.
  • • Premio Meridiano concedido por el Instituto de la Mujer de Granada.
  • • Mención especial del Premio Racimo otorgado por el Ayuntamiento y la prensa de Jerez.
  • • Mención especial al Premio Rosa Manzano otorgado por la secretaría de Igualdad del PSOE Madrid.
  • • Premio Mujer en Lila concedido por la Asociación de Mujeres Progresistas de Valencia.
  • • Premio Comadre de Oro 2003.
  • Premio Alcarria 2003.
  • Premio Solidaridad de Talavera de la Reina 2004.
  • Premio Valdés a la solidaridad 2004.
  • • Premio por el Compromiso social de la Solidaridad 2004 otorgado por CCOO de Vigo.
  • Premio Derechos Humanos 2004 Otorgado por el Consejo General de la Abogacía Española .
  • Premio Adaliz 2005 por la paz y la libertad en Badajoz.
  • Premio Ciudadanos 2005.
  • Reconocimiento a la labor social contra la Violencia de Género 2005, otorgado por el
Instituto de la Mujer en España.
  • Premio Dones Progresistas de Valencia.
  • Mención Especial Ayuntamiento de Adra, 8 marzo 2006.
  • Premio Lugar Sur (Priego de Córdoba) 8 marzo 2006.
  • Premio Vaguada.
  • Premio Cambio 16.
  • Premio 14 de Abril contra la Violencia.
  • IV Premio 8 de Marzo 2007 (Armilla, Granada).
  • Premio Internacional Silver Rose (Parlamento Europeo, octubre 2007).
  • Premio ACAM 2008.
  • • Mención Especial Premio Convivencia de Ceuta 2008
  • IV Premio estatal Isonomía contra la Violencia de Género 2008.
  • Premio a la Labor Social de la Revista LH Music Magazine 2009
  • IX Premio Fundación Progreso y Cultura
  • Premio Ana Tutor 2009
  • • Premio Clara Campoamor 2010. Ayuntamiento de Alaquàs
  • Premio Trece Rosas 2010 de CCOO de Madrid

Durante estos años, Plataforma de Mujeres Artistas ha participado en numerosos Congresos, Seminarios y Jornadas de Trabajo realizados en diversas ciudades españolas y de otros países. Un calendario relacionado con la Igualdad, la Violencia de Género, el empoderamiento de las mujeres, o temas relacionados con la paz, cultura, la economía, política y sociedad. Destacar, entre otros Congreso Mujer y Literatura. Universidad Jaume I de Castellón, Seminario Resolución 1325. El papel de las Mujeres en la construcción de la Paz; Igual Trabajo, Igual Salario. Jornada de Trabajo en el Congreso de los Diputados; Mujer e Igualdad en Marruecos. Fundación Tres Culturas, Sevilla; IV Congreso Internacional de Feminismo Islámico. Madrid, Octubre 2010.

TALLERES de FORMACIÓN. Con el apoyo del Instituto de la Mujer, Plataforma de Mujeres Artistas viene realizando desde hace dos años talleres periódicos de formación sobre diversas disciplinas. Se trata de talleres abiertos al público y dirigidos por especialistas y profesionales de la psicología, el derecho, la comunicación, sociología, expertas en género, igualdad y derechos humanos.

EL SÍNDROME DE MEDEA U HOMICIDIO ALTRUISTA

Gran parte de la población conoce por los medios de comunicación que un padre ha asesinado a sus hijos o que una madre con trastorno psiquiátrico ha matado o abandonado a sus hijos sin que nadie se pare a analizar los hechos.

Lo que poca gente conoce es la existencia del Síndrome de Medea: El acto vengativo de un cónyuge contra otro que les lleva a asesinar a los propios hijos. Terrible, pero cierto.

la venganza hacia el cónyuge es la causa de muchas de las muertes

Síndrome de Medea u homicidio altruista, las causas más comunes de matar a un hijo

  • Odio, egoísmo, maldad pura… existen y son la causa de muchas muertes de hijos, en venganza hacia el cónyuge.
  • Pero también hay quienes quieren suicidarse y no quieren dejar a sus hijos solos; los matan y después se quitan la vida.

El padre asesino de sus hijos, horas antes de darles muerte El padre asesino de sus hijos, horas antes de darles muerte  

Un padre de origen británico que degüella a sus dos hijos, de 10 y 5 años, en su apartamento de Lyon, en Francia, el primer fin de semana que los tenía en dos años después de una dura batalla legal con su exmujer, francesa, por la custodia. Es el último caso conocido de asesinato de hijos a manos de sus padres, una realidad atroz que cada poco salta a los medios de comunicación con toda su crudeza.

El caso ha despertado la pregunta que ronda por la mente cada vez que se conoce uno de estos crímenes: ¿cómo es posible que un padre mate a sus propios hijos, a lo que se supone más quiere en esta vida? Los expertos dan dos explicaciones a estos hechos: síndrome de Medea u homicidio altruista.

El homicidio altruista consiste en matar a los hijos cuando uno quiere suicidarse pero no dejarles solos; primero mata a los hijos y después se quita la vida. Suele darse en personas con algún tipo de patología. Algo diferente ocurre con el síndrome de Medea. En este caso no suele haber patología, simplemente un deseo desmesurado de venganza hacia la pareja.

El odio a la pareja puede más que el amor a los hijos

Puro odio. Es lo que lleva a algunos padres a matar a sus propios hijos en venganza de su mujer, de su marido o de la ex pareja. Y aunque en algunos casos es la locura, los celos patológicos, los brotes psicóticos o los tremendos efectos del alcohol y las drogas los que llevan a cometer estos actos, lo cierto es que en la inmensa mayoría es el odio el que dirige la mano asesina de un padre hacia lo que, supuestamente, más quiere en este mundo.

Porque el odio ciega, nubla, y la intención de hacer daño al otro convierte a los hijos en meros instrumentos. “Los hijos pasan a ser sólo los hijos del otro”, aseguraba a este medio José Cabrera, psiquiatra forense, en junio del año pasado, cuando un padre alemán decidió poner fin a la vida de sus cuatro hijos, de entre 5 y 12 años, se lo contó a su mujer por SMS y después se intentó suicidar. “Así de simple. Se mata por odio. Es maldad pura”, señalaba José Cabrera. Y la maldad pura existe.

“El odio puede al amor, y paga el más débil”, señalaba por su parte Javier Urra, psicólogo forense. “La fuerza del amor es mucha; la del odio es incalculable”, y Urra coincidía con Cabrera en señalar que los hijos se instrumentalizan para causar daño al otro. Si a esto se le añade el suicidio del progenitor asesino, se da un paso más en la venganza. “Yo me voy, pero a ella/él le dejo un sufrimiento inenarrable”, para toda la vida. “Y lo hace porque la odia”, sentenciaba Urra.

Y Cabrera abría una tercera vía: “El que uno de los miembros de la pareja, en este caso el hombre, sospeche que los hijos no son suyos“, con razones fundadas o sin ellas. Lo cierto es que es la forma más cruel de hacer daño a la otra persona.

Las mujeres también matan

En enero de 2002, una mujer rota por el dolor entierra a sus dos hijos en un multitudinario acto en Santomera (Murcia). Los pequeños, de 6 y 4 años, han muerto de madrugada durante el asalto de unos ladrones a su vivienda. Han sido asfixiados con el cable de un cargador de móvil. Entonces, nadie o casi nadie se percata de la venda que Paquita González lleva en una de sus manos.

Pero la Guardia Civil le sigue la pista. Justo después del entierro, es detenida como autora del asesinato de sus hijos. La venda ocultaba las marcas de defensa de sus propios hijos; lucharon contra ella para no morir. Paquita actuó en venganza hacia su marido, un camionero al que le atribuía numerosas infidelidades. Y no estaba loca. Así lo determinaron los informes psiquiátricos.

Y es que las mujeres también matan, y también a sus propios hijos, por odio. Es lo que se conoce como el síndrome de Medea. En 2008, Amaya, de 40 años y residente en una localidad de Pamplona, administró grandes cantidades de benzodiacepinas a sus cuatro hijos para acabar con sus vidas. Después, intentó suicidarse. Murieron dos de ellos, de 3 y 8 años, y los otros dos, de 12 y 14, lograron sobrevivir. Amaya y su marido estaban en pleno proceso de divorcio.

Aunque la forma de ejercer la violencia no sea la misma en hombres y mujeres (ellos matan a golpes y ellas, envenenando), lo cierto es que las mujeres también pueden planear actos malvados: aunque pase que “una mujer también mata a sus hijos, pero la sociedad piensa que está loca, y si es un hombre es porque es malo”, especificaba Urra.

Acto puro de egoísmo

Al odio en un acto de este tipo se le suma el egoísmo: “Se mata a los hijos porque uno cree que le va a hacer más daño al cónyuge que el que le va a hacer a uno mismo. Esto es puro egoísmo”, indicaba Javier Urra, que introduce el acto del suicidio como una forma más de huir de las consecuencias. Y es que si uno mata a su pareja, irá a la cárcel y tendrá a unos hijos que le recriminarán sus actos. Si se suicida, se acabaron los problemas…

¿Cualquiera puede acabar matando a los hijos por odio? No. Como indica Urra, es la conciencia moral la que impide llegar a actos de semejante calibre. “No todos pueden hacer esto”. Sabemos que no se debe matar, “sabemos que los hijos no nos pertenecen“.