DISCRIMINACIÓN MASCULINA, UNA REALIDAD OCULTA POR EL MIEDO

Foto de Laura Vazquez

Por Laura Vazquez el 25-04-2010

Discriminacion masculina

Cuando se hace referencia a la discriminación, se la asocia de inmediato a la mujer y a los prejuicios que en diferentes aspectos abundan contra ella. Sin embargo, poca mención tiene la exclusión que se ejerce hacia los hombres, quienes también sufren discriminación algunas veces.

¿De qué se quejan ellos?

  • La edad de jubilación suele ser más alta para ellos
  • Luego de un divorcio, si hay hijos de por medio, éstos siempre quedan a cargo de las mujeres, así como también juega a favor de ellas la vivienda, ingresos y futuras pensiones
  • Prejuicios por motivos de orientación sexual. Ellos afirman que son más perseguidos y más juzgados que las mujeres lesbianas
  • No tienen el mismo acceso a la planificación familiar que tienen las mujeres
  • Cuando son maltratados física y psíquicamente por sus parejas, no consiguen el mismo trato y beneficio que cuando una mujer denuncia
  • El acoso sexual en el trabajo es una realidad que, cuando se comenta o expone, solamente merece descrédito

Datos interesantes sobre discriminación masculina

  • Según datos de la Comisión de Igualdad de Oportunidades en el Trabajo de EEUU las denuncias por acoso sexual expuestas por los hombres, han aumentado dramáticamente. Teniendo en cuenta los datos del año 2006 respecto de la década anterior, se recibieron en total 12.025 denuncias, las que representan el 15,4%
  • No suele existir en ningún país una institución formal que ampare al hombre maltratado, aunque sí existen leyes que ellos no suelen conocer que los amparan

La realidad pragmática no le da la importancia que estos prejuicios despiertan. Que una mujer maltrate a su pareja o que un hombre sea acosado, se ve como una situación irrisoria a la que no se vale la pena prestarle demasiada consideración. El hombre también puede ser la víctima y si no denuncia o se queja es por miedo a ser humillado y a no ser tomado en serio. El temor a la burla o el miedo a ser considerado menos “macho” por su entorno social, laboral y familiar, también ejerce un papel preponderante para que éste se mantenga en silencio, aguantando los golpes a su autoestima.

Cuáles son los sentimientos de un hombre discriminado

  • Soledad
  • Culpa
  • Constante inhibición
  • Baja autoestima
  • Rendimiento ineficaz en el trabajo
  • Temor ante la toma de decisiones

El maltrato al que muchos hombres están sometidos puede ser físico o emocional, éste último suele ser el más utilizado por las mujeres, ya que según los hombres que se encuentran en esta situación, mediante el chantaje y la manipulación las mujeres son expertas en conseguir sus cometidos.

Algunas de las artimañas o artilugios utilizados por ellas para doblegar a un hombre pueden ser:

  • No dejarle ver a los hijos interponiendo excusas de dudosa calidad y veracidad
  • Atacar si ellos tienen otra pareja o amenazar constantemente si no se hacen las cosas de la manera en que ellas quieren

La persona que ejerce esta presión contra el hombre no siempre es la misma, por ello que puede encontrarse que el origen de la problemática viene de distintos agentes, por ejemplo la madre, esposa, compañera de trabajo, etc.

Razones por las que al hombre no asume o termina con la situación de perjuicio

  • Sienten que merecen lo que padecen y se consideran culpables
  • Temor a no poder ver más a sus hijos o miedo a dejarlos solos con una mujer violenta
  • Al hombre le cuesta mucho más que a la mujer contar sus problemas conyugales, sobre todo cuando éstos tienen relación con maltrato o acoso sexual. Creen que su virilidad estará en tela de juicio si lo hacen
  • Vivir este tipo de situaciones genera un estado de ansiedad del cual es muy complejo liberarse

Tal como ocurre con la mujer, es difícil abandonar una relación en la que se ha creado esta peligrosa y contradictora adicción, pues ambos se necesitan.

Consejos útiles

  • El hombre discriminado debe animarse a hablar. Si no es con un familiar o un amigo, es aconsejable consultar con un especialista, ya que una situación que parece inofensiva puede tornarse peligrosa si se continúa mucho tiempo atrapado en ella
  • El acoso sexual laboral debe ser denunciado, ya que hay leyes que amparan tanto a hombres como mujeres que sufren esta persecución
  • El hombre maltratado desconoce las leyes que lo protegen. Informarse es el primer paso para liberarse de una situación adictiva
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s